Pasar al contenido principal

Style Options

Layout Style

Colors schema

Dirección

PIZZERÍAS CARLOS FIRMA ACUERDOS CON BBVA Y CAJAMAR PARA FACILITAR LA FINANCIACIÓN A LOS FRANQUICIADOS DENTRO DEL PROYECTO DE EXPANSIÓN DE LA CADENA

Con la reciente apertura de tres franquicias, la cadena suma ya 50 locales en España

 

El modelo de éxito que ha desarrollado con la combinación del servicio de delivery y el servicio de sala de calidad, la rentabilidad del negocio y la tasa de cierre cero, han dado garantías a las entidades bancarias para ofertar condiciones muy ventajosas a los posibles empresarios.

 

La franquicia Pizzerías Carlos ha firmado sendos acuerdos con BBVA y con Cajamar, a través de los cuales ambas entidades bancarias ofrecerán condiciones ventajosas a los franquiciados que precisen financiación para poner en marcha un restaurante dentro de la cadena. Asimismo, los socios de la empresa, Francsec Ros y Carlos Hernández, han llegado a un entendimiento con el Banco de Santander y con Caixabank para ofertar servicios de acompañamiento a la financiación. Con estas actuaciones, los propietarios de la marca pretenden allanar el camino a muchas personas que han manifestado un verdadero interés en formar parte del proyecto de crecimiento que ha comenzado a desarrollar la cadena empresarial desde hace pocos meses y que la llevará a duplicar el número establecimientos en tres años, hasta alcanzar el centenar en toda España.

 

Según el Departamento de Expansión, la consecución de los acuerdos financieros ha sido posible “gracias a que las entidades bancarias son conocedoras de la operativa y de la fórmula de éxito que Pizzerías Carlos viene desarrollando desde sus inicios hace ocho años, que ha dado lugar a que la tasa de cierre de restaurantes sea cero, todo lo cual da garantías a los departamentos de Riesgo para afrontar estas operaciones de financiación de forma muy benévola”.

 

Para poder acometer la apertura de una franquicia de Pizzerías Carlos, se precisa una inversión media de 250.000 euros para locales de más de 200 m2 de tamaño. Una cantidad económica que, como puntualizan ambos socios, “es cierto que es importante, pero comparada con la que establece la competencia es bastante menor”.

 

Desde que se activó el proyecto de Expansión, se han abierto ya franquicias en Salamanca, Badajoz, Valdemoro (Madrid) y las más recientes en Córdoba y Mataró, así como una tienda propia en Parla (Madrid), con lo que suman ya 50 locales. Está prevista igualmente la apertura inminente de franquicias en Tarragona, Ciudad Real  y en Elche.

 

Modelo de éxito

Pizzerías Carlos cerró el año 2016 con 44 establecimientos abiertos y sus responsables prevén clausurar este ejercicio elevando esta cifra a entre 50 y 54 locales. Actualmente la proporción de restaurantes propios y los gestionados en régimen de franquicia es de 40-60 por ciento, respectivamente. Según los socios, el grupo “tiene una fuerte presencia en Madrid con tiendas propias, la cual seguiremos consolidando, aunque la estrategia de crecimiento a nivel nacional se va a apoyar fundamentalmente en el modelo de franquicia”

 

Asimismo, han señalado que el 20% de los franquiciados actuales son multifranquiciados, y esperan que los acuerdos financieros a los que se ha llegado propicien este modelo, ya que, “buena parte de ellos quieren ampliar el negocio a sabiendas de que la rentabilidad que dejan nuestras franquicias es elevada”. En torno al 60% de la facturación registrada proviene del servicio delivery, y el resto del servicio de sala. Esta combinación entre reparto a domicilio y un servicio de restauración de calidad en mesa es una de las claves que ha llevado al éxito a la operadora, junto con la elevada calidad de sus productos.

 

Los socios de la cadena rechazan el tipo de franquiciado inversor porque entienden que “el propietario del negocio es quien tiene que desarrollarlo, quien tiene que estar al frente en el día a día”. La mayoría de los franquiciados actuales proviene del sector de la restauración, aunque, prosiguen, “es verdad que cada vez son más las personas que, aunque lo conoce, no proceden del negocio de la restauración, pero quieren participar en la expansión del negocio, lo cual no es un impedimento, ya que con el proceso de formación que les ofrecemos pueden desarrollar con éxito el proyecto”.

Etiquetas

Sé generoso, compártelo