Pasar al contenido principal

La mujer llega para quedarse, la meta empresarial

Se reduce la brecha de género y aumenta el número de mujeres emprendedoras

 

España ha experimentado un aumento considerable en cuanto al emprendimiento femenino; la falta de retención del talento femenino, en especial a partir de los cuarenta años, ha provocado que mujeres sobradamente preparadas y con ganas y necesidad de continuar en el mercado laboral, hayan recurrido al emprendimiento, explican desde la Asociación Española de Mujeres Empresarias de Madrid.

 

El mundo de los negocios es un sector donde imperaba la figura masculina, sin embargo, poco a poco va creándose un lugar más igualitario.  Las mujeres están dejando atrás su miedos y se están adentrando en un ámbito donde parecía no podían tener cabida.

Las cosas ya llevan tiempo siendo distintas, cada vez vemos más mujeres que emprenden proyectos empresariales propios, paridad en el ámbito de las pymes y micro pymes o bajo el paraguas de la franquicia.

 

Según la Federación de Mujeres Progresistas (FMP)  el número de mujeres emprendedoras crece año a año, pero los números siguen estando por debajo de las cifras que arrojan los datos del género masculino, y es que la brecha entre los dos grupos también se traslada al emprendimiento en sus distintas fases.

De acuerdo con el Informe GEM de España 2016: “el 55,7% de la población emprendedora en fase inicial que recoge la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) de 2016 estaba compuesta por hombres, mientras que el 44,3% estaba compuesta por mujeres. La brecha entre hombres y mujeres resulta mayor entre los empresarios consolidados, cuya participación masculina en el último año fue del 59,4 frente al 40,6% de participación femenina.”

Desde las distintas asociaciones mantienen que “todavía quedan bastantes cosas por hacer”,  entre otras, eliminar las dudas al emprender. Si comparamos el miedo al fracaso, en el caso de las españolas está por encima del 50%, mientras que el de los hombres está algo por debajo del 40%, y eliminar esa barrera invisible en la carrera profesional de las mujeres que es muy difícil superar y que a menudo impide continuar con el desarrollo profesional, es lo que en el mundo empresarial se denomina techo de cristal. Las mujeres ocupan poco más del 5% de los altos puestos directivos, esto es a simple vista un dato desalentador. Pero la buena noticia es que las grandes empresas tecnológicas están rompiendo con esta barrera paulatinamente. El entorno digital está siendo clave en esta evolución,  ya que se evidencia un  perfil de mujeres con un alto nivel formativo también y con ideas muy novedosas.

Respecto a los datos manejados por FranquiShop, desde que comenzaran las ferias de franquicias en 2010, se ha comprobado una clara tendencia donde cada año aumenta el número de mujeres interesadas en el modelo de franquicia. En 2017, en seis de las ocho ferias realizadas ha habido igualdad en la participación, destacándose Zaragoza, donde hubo más inscritas que inscritos, dato relevante ya que demuestra que la dinámica comienza a cambiar y son más las mujeres que buscan autoempleo o seguir desarrollándose en el ámbito empresarial. La próxima feria FranquiShop Madrid espera acoger mujeres emprendedoras, empresarias e inversoras con ganas de ser nuevas franquiciadas de empresas de éxito.

 

Etiquetas

Sé generoso, compártelo