Pasar al contenido principal

Style Options

Layout Style

Colors schema

Dirección

Libélula Shop apoya el autoempleo con un descuento de 6.100 euros a los franquiciados en 2019

 

  • El cazatendencias de moda independiente anuncia tres modelos de tienda Libélula Shop adaptados a diferentes tipos de potenciales franquiciados.
     
  • La inversión en 2019 para abrir una Libélula Shop Basic asciende a 29.900 euros gracias al welcome pack con un descuento valorado en 6.100 euros para los nuevos franquiciados con perfil autoempleo.
     
  • “Los emprendedores que buscan soluciones de autoempleo aportan valor a nuestra red de tiendas y no queremos que la barrera económica limite la captación de ese talento. Esta es la razón por la que se ha decidido ofrecer una ayuda valorada en más de 6.000 euros”, explica Alicia García Pereira, directora comercial y fundadora de la enseña.

 

Libélula Shop, el cazatendencias de moda de autor independiente, inicia 2019 con una potente acción de bienvenida a los nuevos franquiciados. Durante este ejercicio la apertura de una tienda básica de entre 50 y 70 metros cuadrados requiere una inversión de 29.900 euros gracias al welcome pack por importe de 6.100 euros de descuento que ofrece la firma a los franquiciados que se incorporan este año con perfil autoempleo.

 

Paquete de bienvenida para autoempleo

La propuesta se enmarca dentro de la estrategia de la compañía sevillana de retail moda para captar el talento de emprendedores dispuestos a gestionar directamente el negocio. Libélula Shop quiere así impulsar como solución de autoempleo un atractivo negocio que comercializa marcas de moda independiente en un espacio único mediante corners específicos. Es una actividad idónea para emprendedores de entre 30 y 45 años que buscan un negocio rentable y estable en el tiempo, así como para propietarios de tiendas tradicionales que quieran reactivar sus ventas con el modelo Libélula Shop.

El welcome pack por valor de 6.100 euros incluye una serie de servicios esenciales para la apertura del negocio como la búsqueda y selección de local, asistencia legal, nota de prensa, diseño de tienda, formación inicial en gestión de tienda y merchandising así como el software de gestión y otros. Unos servicios y soportes por los que la central de franquicia no cobrará ningún cargo durante este 2019 a sus nuevos franquiciados con perfil autoempleo.

La directora comercial y una de las fundadoras de la enseña, Alicia García Pereira, explica el motivo de esta decisión estratégica para la compañía: “Los emprendedores que buscan soluciones de autoempleo aportan valor a nuestra red de tiendas y no queremos que la barrera económica limite la captación de ese talento. Esta es la razón por la que se ha decidido ofrecer una ayuda valorada en más de 6.000 euros”. 

Este pack de bienvenida se suma a los servicios que presta a la red de 10 tiendas Libélula Shop con que cuenta en la actualidad. Su modelo ofrece una gestión integral del negocio que hace sencillo el día a día del franquiciado y le permite focalizar la energía en el consumidor final.

 

También una oportunidad para empresarios e inversores

Además del formato de tiendas en autoempleo, Libélula Shop seguirá este año seleccionando franquiciados para sus formatos empresa e inversión.

  • Libélula Shop empresa. Esta segunda modalidad se dirige a emprendedores con capacidad de contratación de una o dos personas para la atención en tienda. En este caso, la superficie idónea del local es de entre 80 y 100 metros cuadrados, que permite una variada exposición de hasta 16 marcas de moda y complementos para adaptar la oferta de venta a un perfil amplio de clientes. El desembolso del franquiciado, en función de los metros del local, oscila entre 39.000 y 44.000 euros.  
     
  • Libélula Shop inversores. Una tercera opción para atender las demandas de apertura es la dirigida a inversores. Para acceder a este tipo de tienda de alta gama se requiere un espacio en zona comercial preferente de al menos 120 metros cuadrados. La inversión mínima asciende a 49.000 euros, a los que hay que sumar la obra civil y el equipamiento de la tienda.

 

Un modelo sin stock de tienda

Además, en todas las modalidades el franquiciado se beneficia de la eliminación de la inversión en stock de tienda, que es uno de los mayores hándicaps del mundo retail/moda, reduciendo a cero el riesgo comercial que supone la mercancía no vendida. Son las marcas que se comercializan en el establecimiento las que se responsabilizan de mantener surtidos sus expositores en función de las ventas que realizan.

Por otro lado, las cifras que prevé la cadena respecto a la facturación y la amortización de la inversión son un aliciente más para los franquiciados. Así, la facturación estimada para primer año de apertura, según la ubicación y el tamaño de la tienda, varía entre 120.000 y 300.000 euros y el pazo medio de retorno de la inversión de las nuevas unidades lo sitúa en tan solo un año y medio.

 

Áreas de crecimiento

En este momento, las zonas de expansión prioritarias para Libélula Shop son Madrid, Valencia, Barcelona, Alicante, Bilbao, Málaga, La Coruña, Badajoz y Murcia. Todas han sido seleccionadas tras un estudio previo de las capitales y la buena receptividad que se da al tipo de moda mujer, hombre, infantil y complementos que ofrece la cadena sevillana. Para los próximos doce meses, la empresa espera sumar diez aperturas, si bien ya trabaja en los nuevos establecimientos que abrirán sus puertas en el primer semestre de 2019.
 

 

Conoce más detalles de esta franquicia y solicita información sin compromiso AQUÍ.

Etiquetas

Sé generoso, compártelo